Saltar al contenido
Mi Viaje Destinado

Descubre los mejores destinos para viajes en Ecuador

Islas Galápagos, Ecuador

Si buscas una experiencia de viaje increíble, Ecuador debería estar definitivamente en tu lista. Este pequeño país sudamericano tiene mucho que ofrecer, desde las altas cumbres andinas hasta la exuberante selva amazónica. Y con sus precios asequibles y sus amables lugareños, viajar a Ecuador es una gran opción para los viajeros con un presupuesto ajustado. Así que empieza a planificar tu viaje hoy mismo: no te arrepentirás.

1. Islas Galápagos

Islas Galápagos, Ecuador.

Una de los mejores lugares para viajar a Ecuador. Si eres un entusiasta de la naturaleza o un amante de la vida salvaje, una visita a las Islas Galápagos es imprescindible. Este famoso archipiélago, situado frente a las costas de Ecuador, es célebre por su singular variedad de fauna y flora, muchas de las cuales no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra. La oportunidad de presenciar las fascinantes interacciones entre especies endémicas, como las emblemáticas tortugas gigantes, los piqueros de patas azules y las iguanas marinas, hace de Galápagos un destino de primer orden para el ecoturismo y la exploración de la naturaleza. Tanto si buceas con leones marinos, como si observas los rituales de cortejo de las aves autóctonas o simplemente te recreas con la belleza prístina de los paisajes virginales, las Islas Galápagos prometen una experiencia inolvidable e incomparable.

Para los que disfrutan con las actividades al aire libre, las Galápagos ofrecen excelentes oportunidades para hacer senderismo, bucear y explorar formaciones volcánicas. Adéntrate en el paraíso submarino de Kicker Rock, sube a la cima de la isla Bartolomé para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas o pasea por los paisajes de otro mundo de la bahía de Sullivan. Las islas también satisfacen a quienes buscan relajarse, con playas vírgenes y resorts de lujo que ofrecen el escenario perfecto para descansar en el paraíso.

2. Quito, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Quito, Ecuador.

Enclavada en lo más alto de los Andes, la capital ecuatoriana, Quito, presume de un rico tapiz de historia, cultura y belleza arquitectónica. El bien conservado casco histórico de la ciudad, conocido como «Centro Histórico», es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y es famoso por sus exquisitas iglesias, monasterios y plazas de la época colonial. Pasear por las calles empedradas de este barrio histórico es como retroceder en el tiempo, para sumergirte en la grandeza de estructuras como la Catedral de Quito, la Iglesia de la Compañía de Jesús y el Palacio de Carondelet.

Más allá de su herencia colonial, Quito también ofrece una vibrante cultura contemporánea, con una gran cantidad de galerías de arte, restaurantes eclécticos y bulliciosos mercados. La dinámica escena culinaria de la ciudad se caracteriza por una fusión de sabores tradicionales ecuatorianos y conceptos gastronómicos innovadores. El Cerro del Panecillo, con su icónica estatua de la «Virgen de Quito«, ofrece un impresionante mirador para admirar el paisaje urbano, mientras que el monumento de la Mitad del Mundo marca la colocación del ecuador, ofreciendo una oportunidad única de cruzar la línea que separa los hemisferios norte y sur.

3. La selva amazónica

Una de los regiones naturales para viajar a Ecuador es la selva amazónica. La selva amazónica presenta una oportunidad sin igual para sumergirte en uno de los ecosistemas más biodiversos del planeta. La extensa extensión de la Amazonía ecuatoriana rebosa de una hipnotizante variedad de vida salvaje, desde coloridas guacamayas y esquivos jaguares hasta tribus indígenas que han llamado a este reino verde su hogar durante siglos. Los visitantes pueden participar en experiencias inmersivas, como rutas por la selva con guía, excursiones para avistar fauna y flora e interacciones con las comunidades locales, que ofrecen una comprensión más profunda del significado ecológico y cultural de la selva.

Explorar la Amazonia también significa encontrarse con las tranquilas vías fluviales de la región, donde los viajeros pueden embarcarse en cautivadores y expediciones en canoa, que ofrecen una perspectiva diferente de los encantadores paisajes de la selva. La inmersiva cacofonía de sonidos naturales, los vibrantes matices de la flora y la fauna, y la sensación de estar verdaderamente fuera de la red en un territorio virgen, contribuyen a que la Amazonia sea un destino de primera para los aventureros y los entusiastas de la naturaleza.

4. Avenida de los Volcanes

Volcán Cotopaxi, Ecuador.

La Avenida de los Volcanes de Ecuador atraviesa una región flanqueada por majestuosos picos volcánicos, ofreciendo un espectáculo sobrecogedor a los visitantes. La joya de la corona de esta vía volcánica es el eminente volcán Chimborazo, la cumbre más alta de Ecuador y un lugar de gran importancia geográfica. Situado cerca del abultamiento ecuatorial del planeta, el pico del Chimborazo ostenta la distinción de ser el punto más alejado del centro de la Tierra, debido al abultamiento ecuatorial del planeta. Ascender por las laderas de este colosal estratovolcán brinda a los intrépidos excursionistas una experiencia montañera sin igual y los recompensa con impresionantes vistas de los paisajes andinos circundantes.

Además del Chimborazo, la Avenida de los Volcanes invita a explorar otras cumbres notables, como el Cotopaxi, que alberga uno de los volcanes activos más altos del mundo, y el Tungurahua, conocido por sus espectáculos esporádicos pero dramáticos de actividad volcánica. La región ofrece amplias oportunidades para practicar senderismo, escalada y fotografía, lo que la hace atractiva tanto para aventureros como para amantes de la naturaleza. Las pintorescas aldeas indígenas y el bucólico paisaje de la sierra añaden una dimensión cultural y estética al atractivo de este extraordinario corredor volcánico.

5. Mercado de Otavalo

Mercado de Otavalo, Ecuador

Inmersiónate en el vibrante tapiz de la cultura indígena ecuatoriana con una visita al renombrado Mercado de Otavalo, uno de los mayores y más famosos mercados indígenas de Sudamérica. Enclavado en el corazón de los Andes, el mercado es un caleidoscópico festival de artesanía tradicional, tejidos coloridos, joyas intrincadas y un sinfín de productos artesanales, cada uno de los cuales refleja la rica herencia cultural de las comunidades kichwas locales. El bullicio del mercado, lleno de la cadencia melódica del dialecto quichua, invita a los visitantes a curiosear entre una asombrosa variedad de productos, desde jerséis de alpaca y tapices tejidos a mano hasta instrumentos musicales tallados a mano y exquisita cerámica.

Explorar el mercado brinda la oportunidad no sólo de adquirir souvenirs únicos y sumergirse en el esplendor visual del arte indígena, sino también de relacionarse con la cálida y acogedora gente kichwa, que con orgullo muestra sus artesanía y tradiciones. Además, los alrededores del mercado ofrecen oportunidades para adentrarse en los pintorescos paisajes andinos, incluidas visitas a los cercanos talleres artesanos, serenos lagos y pueblos tradicionales, proporcionando a los viajeros una experiencia cultural holística y enriquecedora.

6. Parque Nacional del Cajas

Parque Nacional del Cajas.

Enclavado en las tierras altas del sur de Ecuador, el Parque Nacional del Cajas es una extensión virgen de páramos ventosos, lagos cristalinos y ondulantes paisajes andinos. La topografía característica del parque, formada por la actividad glacial, ha dado origen a una miríada de lagunas, que le han valido el apelativo de «tierra de los mil lagos». Estos cuerpos de agua prístina, enclavados en un terreno escarpado de afloramientos rocosos y valles esmeralda, crean una mesa cautivadora que cautiva la imaginación de todo el que se adentra en esta región salvaje de gran altitud.

Además de su impresionante belleza natural, el Parque Nacional del Cajas ofrece un sinfín de actividades al aire libre, como senderismo, observación de aves y fotografía. La red de senderos que serpentea por el parque ofrece oportunidades para paseos suaves y caminatas desafiantes, permitiendo a los visitantes maravillarse ante la diversa flora y fauna que prospera en este ecosistema único. El parque es un paraíso para los amantes de la naturaleza, ya que ofrece la posibilidad de avistar cóndores andinos, caracaras carunculados y otras especies avícolas, así como una variedad de especies vegetales autóctonas que contribuyen al significado ecológico y al esplendor visual del parque. Es un destino recomendado para viajar a Ecuador ya que es un parque fascinante que nunca te dejará de gustar.

7. Cuenca y su Casco Histórico

Cuenca, Ecuador.

Considerada una de las ciudades más pintorescas de Ecuador, Cuenca desprende encanto colonial y sofisticación cultural. Su casco histórico, meticulosamente conservado y caracterizado por sus calles adoquinadas, agradables plazas y una opulencia de iglesias ornamentadas, ha valido a la ciudad la denominación de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El emblemático horizonte de Cuenca está jalonado por las distintivas cúpulas azules de la Catedral Nueva, la imponente rotonda de la Catedral Vieja y las regias fachadas de las mansiones históricas, que entre todas tejen una narración de la grandeza arquitectónica e histórica de la ciudad.

Más allá de sus esplendores arquitectónicos, Cuenca es un centro de expresión artística y artesanía tradicional, con sus bulliciosos mercados y talleres de artesanía que muestran una riqueza de arte indígena, incluidos los sombreros Panamá, los delicados productos cerámicos y los exquisitos abalorios de oro y plata. La riqueza cultural de la ciudad se pone de manifiesto en sus vibrantes festivales, su animada escena musical y su herencia culinaria, que ofrecen a los visitantes la oportunidad de saborear los distintivos sabores de la cocina andina en el ambiente de encantadores cafés y restaurantes de categoría. Desde las tranquilas orillas del río Tomebamba hasta los encantadores callejones de su casco histórico, Cuenca encierra una mezcla perfecta de elegancia atemporal y vitalidad contemporánea.

8. Tren Nariz del Diablo

Tren Nariz del Diablo, Ecuador.

Uno de los emocionantes lugares para viajar a Ecuador es el Tren Nariz del Diablo. Embárcate en un viaje verdaderamente único por el corazón de los Andes ecuatorianos en el Tren Nariz del Diablo, una de las rutas ferroviarias más emocionantes y atrevidas del mundo. Esta extraordinaria hazaña de la ingeniería navega por el agreste terreno de la cordillera de los Andes, incorporando una serie de atrevidos cambios de aguja y vertiginosos descensos por las escarpadas laderas de la Nariz del Diablo, una formación geológica que da nombre a esta extraordinaria ruta ferroviaria. El recorrido en tren ofrece una oportunidad incomparable de contemplar los impresionantes panoramas de los altiplanos andinos, mientras la locomotora serpentea a través de cañones espectaculares, profundos valles y verdes laderas, ofreciendo un encuentro inmersivo con la belleza cruda y salvaje del interior de Ecuador.

Más allá de la mera emoción del viaje en tren, la travesía en el Ferrocarril Nariz del Diablo ofrece una odisea cultural, con la oportunidad de visitar pueblos andinos tradicionales, interactuar con las comunidades locales y conocer la histórica historia del desarrollo ferroviario en Ecuador. El viaje es tanto un tributo al espíritu humano indomable como un encuentro con la grandeza natural de los Andes, y es un testimonio del atractivo perdurable de la aventura y la exploración en la era moderna.

9. Baños y sus aguas termales

Escondido entre los exuberantes paisajes esmeralda de los Andes ecuatorianos, el pueblo de Baños atrae por su ambiente tranquilo, sus vistas panorámicas y, sobre todo, sus revitalizadoras aguas termales. Enclavada al pie del volcán activo Tungurahua, Baños es famosa por sus baños geotermales, venerados por sus supuestas propiedades curativas y las reconfortantes aguas ricas en minerales. Un remojón tranquilo en estas aguas termales naturales es una oportunidad perfecta para relajarse y rejuvenecer, mientras se contempla el telón de fondo de cascadas, verdes barrancos y los sonidos sinfónicos de la naturaleza salvaje de los Andes.

Además de sus ofertas termales, Baños es un centro de aventura y actividades al aire libre, que ofrece a los aficionados a la adrenalina actividades como barranquismo, rafting en aguas bravas y senderismo en los pintorescos alrededores de la ciudad. La emblemática Casa del Árbol ofrece a los visitantes la emocionante experiencia de columpiarse al borde del precipicio en el columpio «Fin del Mundo», que ofrece vistas panorámicas de los verdes valles y el imponente volcán Tungurahua. Tanto si buscas un retiro sereno como una escapada llena de adrenalina, Baños presenta un atractivo tapiz de maravillas naturales y experiencias envolventes para todos los que atraviesan su encantador dominio.

Conclusión

Algunos de los mejores destinos para viajar en Ecuador son las Islas Galápagos, Quito, la selva amazónica y la Avenida de los Volcanes. Con la ayuda de agencias de viajes como Exoticca, Tripadvisor y Skyscanner, así como de herramientas de comparación de KAYAK y Booking.com, puedes planificar tu viaje perfecto a este hermoso y diverso país. Tanto si quieres explorar ciudades coloniales, hacer senderismo por impresionantes paisajes u observar una fauna salvaje única, viajar a Ecuador tiene algo que ofrecer a cada tipo de viajero. Con más de 1,4 millones de hoteles entre los que elegir y opiniones de otros viajeros, puedes reservar tu billete para viajar a Ecuador con confianza y hacer que sea una experiencia realmente inolvidable.

Nota: Los enlaces a continuación proporcionan información adicional sobre los lugares mencionados en el artículo:

Si no sabe planear un viaje perfecto, dale aquí para ver el artículo donde te enseñaremos a cómo planear un viaje perfecto en 7 pasos.